canasta con verduras periodoncia e implantes monterrey

Alimentación y enfermedad periodontal

La salud bucal es una parte integral de la salud en general y del bienestar de un individuo. Las caries dentales y las enfermedades periodontales son las patologías bucales más comunes que afectan a las personas durante toda su vida.

La salud bucal y la nutrición comparten una relación interdependiente. La malnutrición puede afectar el desarrollo de los dientes, tanto de la parte esquelética como de la integridad del sistema estomatognático, es decir, del conjunto de órganos y tejidos que permiten las funciones fisiológicas de comer, hablar, pronunciar, masticar, deglutir y sonreír.

Una dieta deficiente también puede influir de manera desfavorable en el tiempo de erupción de los dientes y en el crecimiento y desarrollo cráneo-facial. Sin embargo, el efecto más importante de la nutrición en la salud oral es el causado directamente por la comida en la boca, como la caries dental.

Las dietas ricas en carbohidratos y grasas favorecen la formación de tejido adiposo, generando en el adipocito la liberación de adipoquinas proinflamatorias, las proteínas encargadas de regular el exceso de grasas en el organismo.

Estas adipoquinas proinflamatorias pueden ocasionar un mayor estrés oxidativo y disminuir el flujo sanguíneo a la encía de las personas obesas, agravando la enfermedad periodontal. El estrés oxidativo es uno de los factores más estudiados para explicar los procesos inflamatorios. La inflamación se reconoce como un factor causal de la enfermedad periodontal, como puede ser la gingivitis y la periodontitis.

Un estudio publicado en 2015 en la National Library of Medicine, concluyó que elevadas ingestas de vitamina CBetacaroteno y vitamina E se asocian a una disminución de la enfermedad periodontal, lo cual puede ser atribuido en parte a la función antioxidante de las vitaminas C y E; aunque las dietas ricas en frutas y vegetales no solo aportan antioxidantes, sino también fuentes de fitoquímicos, por lo que los beneficios pueden deberse a la sinergia de todos los nutrientes.

De acuerdo a los objetivos de prevención de todas las grandes enfermedades crónicas relacionadas con la dieta y con procesos inflamatorios, una alimentación rica en frutas, verduras y alimentos a base de almidón y escasa en azúcares libres y grasas, beneficia en muchos aspectos la salud oral.

Se puede concluir que una mala alimentación puede contribuir al desarrollo de la enfermedad periodontal, sin embargo, no la provoca directamente. La enfermedad periodontal ocurre cuando se presenta inflamación o infección y no se trata. Por ello, es muy importante la higiene oral, así como las revisiones periódicas con el periodoncista.

Nota aclaratoria: la información proporcionada en este blog es de carácter informativo y no debe tomarse como medio de diagnóstico o tratamiento. Si desea una valoración personalizada, favor de contactarnos a través de periodoncista.mx@gmail.com o al teléfono (81) 1934-0246 donde podremos agendarle una cita.



Open chat
1
¿Como te puedo ayudar? Can I help you?
¿Deseas agendar una cita o preguntar sobre algún procedimiento? Estoy para ayudarte