dentista mujer sonriendo periodoncia e implantes monterrey

Las enfermedades bucales más comunes en los adultos

La gran mayoría de las afecciones de la boca pueden tratarse con la atención odontológica adecuada. Contar con dentista de confianza es muy importante para mantener una salud bucodental óptima, ya que él se encargará de realizar los tratamientos preventivos oportunos y de corregir cualquier anomalía en los dientes y encías.

Existe una amplia variedad de enfermedades y afecciones que pueden afectar a la salud bucodental. Y, aunque no todos llegan a padecerlas, hay enfermedades bucales que tienen una alta prevalencia entre la población y son más proclives que otras a desarrollarse en algún momento de nuestra vida.

En este artículo explicaremos brevemente cuáles son las enfermedades bucales más comunes y cómo previrlas.

 Caries dental

Después del resfriado, la caries dental es la enfermedad más extendida en el mundo y la principal razón por la cual las personas asisten con un dentista. Con frecuencia aparece en los niños, pero con los cambios que se producen con el envejecimiento, puede llegar a afectar también a los adultos.

La placa, una película pegajosa de bacterias, se forma constantemente en los dientes. Cuando se comen o beben alimentos que contienen azúcares, las bacterias de la placa producen ácidos que atacan el esmalte dental. La gran adherencia de la placa mantienen a  estos ácidos en contacto con los dientes y, con el paso del tiempo, el esmalte se daña formando una caries.

 Es habitual que las personas mayores de 50 años tengan caries en las raíces de los dientes.

La recesión de las encías, unida a una mayor incidencia de enfermedad periodontal, puede exponer la raíz del diente a la placa. Las raíces de los dientes están cubiertas por cemento, un tejido más suave que el esmalte, el cual es vulnerable a la caries y más sensible al contacto con el frío o calor.

El tratamiento indicado para la caries dependerá de su avance. En los casos más sencillos y poco avanzados, se puede solucionar con un empaste dental.

Cuando la caries se encuentra muy avanzada y afecta directamente al nervio, es necesario realizar una endodoncia, o en casos más graves, extraer el diente.

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es una infección de los tejidos que rodean y sujetan los dientes. Es una de las principales causas de pérdida dental en los adultos y es la segunda causa más común de visitas al dentista. Como es habitualmente indolora, la persona puede no estar consiente de padecerla. La placa es la causante de la enfermedad de las encías.

La enfermedad periodontal provoca el enrojecimiento, inflamación y sangrado de las encías.

 De acuerdo a su grado de avance, se divide en dos fases:

  • Es la primera fase y suele ser reversible, sin embargo, si no se diagnostica a tiempo o no es tratada, puede evolucionar a una periodontitis.  La gingivitis provoca síntomas leves como inflamación o sangrado gingival y puede curarse mediante una limpieza dental realizada por un dentista, seguida de una buena higiene bucodental en casa.
  • En su fase más avanzada puede provocar la pérdida del diente. A pesar de tener el mismo origen que la gingivitis, presenta otros síntomas como mal aliento y movilidad del diente afectado. El tratamiento indicado se aborda de dos maneras dependiendo de su grado de avance, mediante curetaje o raspado y alisado radicular, o por medio de una cirugía periodontal.

Mal aliento

El mal aliento consiste en un conjunto de olores desagradables que provienen de la boca. Afecta a muchas personas y resulta muy incómodo tanto para quien lo padece como para quienes lo rodean. En muchos casos es pasajero, pero cuando persiste debe ser tratado a nivel profesional.

Aproximadamente, el 75% del mal aliento es resultado de una mala higiene dental, lo que trae como consecuencia una acumulación de placa alrededor de la línea de la encía y la parte trasera de la lengua.

Otras causas están relacionadas con problemas gástricos, infecciones de los senos nasales y periodontitis. Algunos alimentos también pueden causar mal aliento, así como fumar y ciertos medicamentos.

El correcto cepillado y el uso de hilo dental y enjuague bucal, es la rutina más efectiva para prevenir y combatir el mal aliento. Si el mal aliento persiste a pesar de ello, es necesario consultar con un dentista para descartar una condición más grave.

¿Cómo prevenir estas enfermedades bucales?

Además de mantener hábitos saludables, la mejor forma de prevenir las enfermedades orales más comunes es visitando a un dentista cada 6 meses para para poder prevenir, detectar y tratar cualquiera de estas enfermedades bucales.

  • Técnica de hiegiene oral: lávate los dientes después de cada comida por un tiempo mínimo de 2 minutos. No olvides el uso del hilo dental y del enguaje bucal al menos una vez al día.
  • No fumar o reducir el consumo del cigarro: el tabaco mancha los dientes, los vuelve amarillos y provoca mal aliento. Además, es uno de los factores de riesgo más decisivos para sufrir cáncer de boca.
  • Llevar una dieta sana y equilibrada: incluir en la dieta frutas, verduras, pescados y carnes de calidad ayuda a mantener una salud bucodental óptima. Conviene evitar al máximo el consumo de azúcares, ácidos y alimentos procesados (comidas precocidas, pan industrial, refrescos, etc.) que favorecen las caries dentales.

Nota aclaratoria: la información proporcionada en este blog es de carácter informativo y no debe tomarse como medio de diagnóstico o tratamiento. Si desea una valoración personalizada, favor de contactarnos a través de periodoncista.mx@gmail.com o al teléfono (81) 1934-0246 donde podremos agendarle una cita.



Open chat
1
¿Como te puedo ayudar? Can I help you?
¿Deseas agendar una cita o preguntar sobre algún procedimiento? Estoy para ayudarte