hipertension arterial y periodontitis periodoncia e implantes monterrey

Hipertensión arterial y su estrecha relación con la periodontitis

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión arterial constituye la primera causa de mortalidad global. Por su parte, México registra la prevalencia más alta de la enfermedad en todo el mundo; 1 de cada 3 habitantes mayores de edad la padece, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012.

La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial por encima de 140/90 mm Hg. La mayoría de las personas que la padecen no muestran ningún síntoma; por ello se le conoce como “el asesino silencioso”. De ahí la importancia de prevenir su aparición o controlar la enfermedad.

Un estudio reciente llevado a cabo por el Instituto Dental Eastman del Colegio Universitario de Londres, demostró, por un lado, que la periodontitis aumenta significativamente el riesgo de sufrir hipertensión arterial, y por el otro, que el abordaje clínico de la periodontitis reduce las cifras de presión sanguínea de forma similar a los fármacos antihipertensivos.

Se entiende por enfermedad periodontal a la afectación patológica de las encías. Existen dos etapas de la enfermedad, la gingivitis y la periodontitis. La primera es un proceso inflamatorio de las encías y la segunda, un agravamiento de este proceso que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen a los dientes hasta el punto de provocar su caída.

De acuerdo al estudio, la relación entre la periodontitis y la hipertensión se basa en que los microorganismos causantes de la inflamación en la enfermedad periodontal pueden también provocar una inflamación sistémica, induciendo el daño en los vasos sanguíneos.

Los resultados arrojaron que las personas con enfermedad periodontal leve o moderada tienen un riesgo 30% superior de desarrollar hipertensión arterial frente a aquellas con encías sanas. Pero en caso de padecer periodontitis grave o avanzada, se dispara hasta en un 54%. Una vez que el paciente tiene periodontitis, la probabilidad de presentar presión arterial superior a 140/90 mm Hg es de 41%.

Por tanto, el estudio demuestra que la salud bucodental condiciona, y mucho, la salud cardiovascular. De hecho, el tratamiento de la periodontitis reduce de 7-12 mm Hg la presión arterial sistólica y hasta 10mm Hg la presión arterial diastólica.  De acuerdo a los resultados, se estima que el tratamiento de la periodontitis en pacientes con presión alta puede inducir a una mejora similar o superior a la de los fármacos antihipertensivos.

Nota aclaratoria: la información proporcionada en este blog es de carácter informativo y no debe tomarse como medio de diagnóstico o tratamiento. Si desea una valoración personalizada, favor de contactarnos a través de periodoncista.mx@gmail.com o al teléfono (81) 1934-0246 donde podremos agendarle una cita.



Open chat
1
¿Como te puedo ayudar? Can I help you?
¿Deseas agendar una cita o preguntar sobre algún procedimiento? Estoy para ayudarte