Canva Pandemic Corona Virus Concept 1

Las consecuencias del “Quédate en casa” en nuestra boca

La situación de estrés y ansiedad generada por la pandemia no solo afecta la vida diaria y la forma de relacionarnos, también perjudica a la salud bucal. 

Ahora que llegamos a la etapa de la “nueva normalidad”, el país ha ido recuperando algunas de las actividades que formaban parte de nuestra vida diaria antes del inicio de la pandemia. 

La cuarentena nos ha obligado a todos a pausar determinados tratamientos médicos no urgentes, como los relacionados con la salud bucodental.

Ahora que las clínicas dentales vuelven a abrir y ofrecer sus servicios con relativa normalidad, los odontólogos nos encontramos una serie de problemas comunes en muchos de los pacientes que atendemos. 

Son tres los problemas bucodentales que más han aquejado a nuestros pacientes durante el periodo de contingencia sanitaria: la enfermedad periodontal, la caries y el bruxismo. 

Enfermedad periodontal 

La enfermedad periodontal es una infección de los tejidos que sostienen los dientes en su lugar. Por lo general, esta enfermedad se presenta por malos hábitos de cepillado y mal uso del hilo dental, lo que hace que la placa, una capa pegajosa compuesta por bacterias, se acumule en los dientes y se endurezca. 

En etapas avanzadas, la enfermedad periodontal puede causar dolor y sangrado de las encías, dolor al masticar e incluso la pérdida de los dientes. 

En estos largos días de confinamiento, es normal haber sentido muchas preocupaciones por diferentes aspectos de nuestra vida, pensamientos que se traducen en estrés que perjudican a la salud en general. 

También la boca acaba sufriendo los estragos de la ansiedad y la intranquilidad constante.

El estrés se ha relacionado con la prevalencia y la progresión de la enfermedad periodontal. De acuerdo a varios estudios, las personas con niveles de estrés elevados presentan el doble de enfermedad periodontal que aquellas con un estrés mínimo.

Como consecuencia, algunos de nuestros pacientes que recién regresaron a consultar, tenían signos de enfemredad periodontal.

Caries

Las caries han sido otros de los problemas bucodentales que más han aquejado a nuestros pacientes durante el confinamiento. No en vano, se trata de la enfermedad oral más común en la población, afectando a personas de todas las edades.

El hecho de no poder acudir a la clínica durante un periodo tan largo como 2 meses resiente en gran medida la salud de nuestra boca. Además, por las circunstancias vividas durante este tiempo, no es de extrañar que muchas personas hayan cambiado sus hábitos alimenticios.

Una dieta basada en comer entre horas a lo largo de todo día contribuye a que la boca no deje de aglomerar restos de la comida y, con ello, acumule una mayor cantidad de placa dentobacteriana.

Además, hay que tomar en cuenta que las personas que están a la mitad de un tratamiento de ortodoncia fija con brackets, ya sean metálicos o linguales, requieren un mayor control sobre su higiene.

Bruxismo

Por último, el tercer problema oral más frecuente en nuestros pacientes que recién regresan a la clínica son los relacionadas con el dolor en la mandíbula.

El estrés afecta directamente a las horas de sueño, no solo evitando que se descanse correctamente, sino haciendo que una persona apriete los dientes de forma inconsciente. 

Dicho hábito, conocido como bruxismo, deriva en problemas de desgaste dental a largo plazo, pero implica un aumento de la tensión en la articulación temporomandibular o ATM.

La ATM es la articulación que une al cráneo con la mandíbula a través de un pequeño hueso llamado cóndilo, por lo que un exceso de fuerza oclusal conlleva dolor y molestias en esta zona.

Otro de los síntomas más apreciables del bruxismo y de tensión es el dolor de cuello, oído y dientes, rigidez en los músculos de la cara, dificultad para abrir o mover la boca o un chasquido articular.

El tratamiento más eficaz para ayudar a relajar la mandíbula durante las horas de sueño es una férula de descarga hecha a la medida, al menos hasta que podamos recuperar la vida normal y dejemos de lado las preocupaciones actuales. 

En la clínica estamos trabajando actualmente con barreras de seguridad para garantizar la seguridad tanto para nuestros pacientes como para nosotros. 

Si tienes algunos de los problemas bucales descritos anteriormente o deseas una valoración para cualquier otro tratamiento que realizamos en la clínica, no dudes en contactarnos. 

Nota aclaratoria: la información proporcionada en este blog es de carácter informativo y no debe tomarse como medio de diagnóstico o tratamiento. 

Etiquetas:


Open chat
1
¿Como te puedo ayudar? Can I help you?
¿Deseas agendar una cita o preguntar sobre algún procedimiento? Estoy para ayudarte