Canva Close up of dental model and caries 1

¿Qué es la caries radicular?

Las caries son uno de los problemas de salud oral más frecuentes entre la población en general. Las cavidades características de las caries son consecuencia de la desmineralización del diente, producto de los ácidos que libera la actividad de la placa bacteriana. 

Lo más normal es que estas “muelas picadas”, resultado de la infección de la placa dentobacteriana, tengan agujeros en las coronas (la parte visible del diente). Sin embargo, la caries puede afectar también a otras zonas del diente. Cuando la caries afecta a la raíz de la pieza dental los dentistas la denominan caries radicular. 

Quienes sufren de enfermedad periodontal tienen más riesgo de contraer este tipo de caries debido a que la destrucción del tejido periodontal expone las raíces de los dientes. Esto hace que las personas mayores, el grupo de edad más propenso a los problemas de encía, tengan mayor riesgo de sufrir caries radicular. 

A su vez, las personas adultas con higiene oral deficiente, que padecen enfermedades sistémicas y que se encuentran bajo tratamiento con medicamentos que reducen la función salival, también son más propensas a padecerla.

¿Cómo se identifica la caries radicular?

La caries radicular normalmente comienza con una lesión pequeña color claro o ligeramente amarillo localizada en una zona bien delimitada y su textura en la superficie es muy suave. Generalmente, cuando avanza la lesión, esta se vuelve más oscura en distintos tonos que van del café a negro y se vuelve más dura. 

Los dientes que más frecuentemente se ven afectados por la caries radicular son los premolares y los correspondientes al sextante anterior. 

¿Cuáles son los factores de riesgo de la caries radicular?

    • Alteraciones de la salivación: la xerostomía favorece la retención de bacterias, lo que aumenta el riesgo de padecer caries. Ciertos medicamentos y tratamientos pueden causar la baja producción de saliva. 
    • Placa dentobacteriana: es la causa principal de la caries. Tener una higiene deficiente provoca que no se elimine correctamente la placa. 
    • Fumar: el tabaco provoca alteraciones en la saliva que pueden incrementar el número de bacterias que causan la caries. 
    • Historial previo de caries

¿Cómo se trata la caries radicular?

Las raíces dentales son especialmente vulnerables a las bacterias de la placa porque tienen menos esmalte que las coronas (la parte visible del diente). Esto ocasiona que la infección pueda avanzar rápidamente y afectar a las capas internas y más sensibles del diente (dentina y pulpa). 

Por ello, en la mayoría de los casos, la caries radicular requiere de una endodoncia para extirpar la pulpa dental e insensibilizar al diente. Cuando el daño es muy grave, el tratamiento indicado es una extracción dental. 

A diferencia del resto de tipos de caries, la caries radicular no requiere de tratamientos que restauren la corona dental como los empastes o coronas protésicas, ya que, con frecuencia, nada más afecta a la raíz del diente. 

¿Cómo prevenir la caries radicular?

Cepillarse los dientes después de cada comida y usar al menos una vez al día el hilo dental son fundamentales para prevenir cualquier tipo de caries, así como las visitas regulares al dentista . También se recomienda el uso de los enjuagues con flúor, especialmente las personas mayores, las cuales tienen mayor riesgo de sufrir caries radicular. 

Nota aclaratoria: la información proporcionada en este blog es de carácter informativo y no debe tomarse como medio de diagnóstico o tratamiento. 

Etiquetas:


Open chat
1
¿Como te puedo ayudar? Can I help you?
¿Deseas agendar una cita o preguntar sobre algún procedimiento? Estoy para ayudarte